El 12 de diciembre de 1513 en el Cerro Tepeyac, un indio de nombre Juan Diego, escuchó que alguien mencionaba su nombre claramente, al percatarse de ello este advierte la aparición de una hermosa mujer bañada de una luz brillante y cálida.

Esta radiante mujer se dirigió a Juan Diego, para decirle que ella era la Virgen María, verdadera madre de Dios y que le solicitaba que por favor en ese lugar le fuera construido un templo para su adoración. El indio baja al pueblo para hacer de conocimiento del obispo lo que había pasado, el cual pide una prueba de la Madre de Dios para poder construir el templo. Juan Diego, solicita a la mujer la prueba, la cual deja hermosas rosas para que sean entregadas al obispo, quien al momento de recibirlas  descubre que al caer los pétalos formaban la imagen de la que conocemos como la Virgen de Guadalupe, Patrona de México y Protectora de las Américas. Desde entonces la Virgen Morena no ha dejado de hacer milagros y derramar amor sobre sus feligreses.

Para acercarte más ella te mostramos unas hermosas oraciones que puedes dedicarle.

Oraciones a nuestra Señora de Guadalupe

Oración a la Virgen de Guadalupe para amparo y protección

Purísima Señora de Guadalupe, te pido que me perdones por todos mis pecados y te ruego que la misericordia de tu hijo llegue a mi vida junto con su bondad y amor.

Amada Virgen Morena, tú que eres madre y conoces el alcance de ese amor incondicional, te ruego humildemente la protección y el amparo de mis hijos, que los libres de todo mal y que tu luz los acompañe siempre en sus caminos.

Te pido que me otorgues tu sagrada bendición, para mi vida, mi familia, mi hogar y mi trabajo.

Que tu amor sea la sanación que necesitan los enfermos y el agua que calma la sed de los más necesitados.

Oh Santa Madre de Dios, bendita seas por la hermosa labor que cumples en el mundo, te imploro no nos desampares y llenes nuestros corazones de la paz que solo tú puedes darnos.

Te honro virgencita y te ruego escuches mis plegarias, las que te hago llegar mediante nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Oración a la Virgen de Guadalupe para ayuda y protección

Oh Santa Madre de Dios y Madre de todos los pueblos que te necesitan, bendita sea tu pureza y alabado sea tu amor esperanzador.

Oh Santa Virgen Morena, hoy me acerco a ti para pedirte que me cubras con tu manto sagrado para que me liberes de todo mal, fortalezcas mi espíritu y mi fe.

Tómame con tu mano sagrada Virgen de Guadalupe y dame el valor que necesito para seguir adelante, aparta mis pasos del camino de la oscuridad y reclámame como tu hijo.

No me desampares en este día en el que más necesito de ti y muéstrame el favor y la gloria a través de tu hijo Jesucristo.

Ruega por nosotros Amada madre, para que nuestros pecados sean perdonados.

Te lo pido Madre mía, por el poder de Cristo Jesús.

Amén.

Oraciones milagrosas a la Virgen de Guadalupe

Oración a la Virgen de Guadalupe para momentos difíciles

Oh Madre de Dios, así como un día te apareciste frente a Juan Diego, hoy te ruego fervientemente te aparezcas ante mí para mostrarme la bondad y la misericordia de Dios, porque la necesito.

Tú Madre mía, que conoces mis angustias, tú Madre mía que conoces el dolor como yo lo conozco, por favor te ruego intercedas por mí y me ayudes a levantarme de las circunstancias que hoy me agravian.

No permites que mi fe se vea debilitada, por el contrario, te ruego que sea fortalecida, para seguir honrado tu inmenso amor y tu magnifico poder.

Líbrame de todo mal y aleja de mi vida, de mi familia y de mi hogar, toda aquella oscuridad que pretenda hacerme daño.

Sagrada Virgen María de Guadalupe, arrópame con tu manto y muéstrame el amor de tu hijo por nosotros.

Permíteme la victoria amada morenita y muéstrame tu gracia, para seguir honrándote y glorificándote, por el poder de nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Oración a la Virgen Morena para Sanación

Inmaculada y siempre pura Madre de dios, hoy con absoluta devoción y con la certeza de tu inmenso poder, me acerco a ti para rogar que intercedas por los enfermos y les muestres tu dulce compasión.

Tú Amada Virgen Morena, que conoces el dolor del sacrificio de un hijo y sabes de sufrimiento, te pido que hoy tu clemencia sea sanadora para quienes padecen enfermedades.

Te imploro que su dolor sea transformado en fortaleza, que su enfermedad sea convertida en vitalidad y que bajo tu manto sagrado les ampares y les des el valor espiritual que necesitan para levantarse en tu amor.

En tus manos Madre de Dios, consagro la salud de los enfermos y mediante el magnífico poder de tu hijo los declaro sanos mediante tu favor.

Concede sanidad a los enfermos, para que sus almas sean consagradas a ti y a la devoción eterna a tu amado y bendito hijo Cristo Jesús.

Ruega por nosotros Virgencita Morena e intercede por la sanación física y espiritual de quienes la necesitan.

Con el favor de Jesucristo.

Amén.