Nuestro Padre Eterno nos ama y por eso siempre permanece de nuestro lado a cada instante del día, es por ello que no podemos ir a dormir sin antes dedicarle una oración de agradecimiento y bendición.

Este acto nos hará dormir en paz y tranquilos, mientras que la gloria de Dios sigue velando por el bienestar de nuestro sueño.A continuación, te mostramos unas oraciones hermosas que puedas hacer con tus hijos y toda tu familia, antes de irse a la cama.

Oración de bendiciones para las buenas noches

Glorioso Padre Celestial antes de ir a dormir quiero dedicarte mi alabanza.

Gracias quiero darte porque nos has permitido vivir un día más de vida, bendito seas Dios por la dadiva de poder respirar y caminar hacia tu honra y tu amor.

Al dormir sé que sigues de nuestro lado, cuidando de nuestro descanso como el más poderoso y amoroso de los guardianes, por eso confío en que dormiremos en paz con tu gloriosa bendición.

Bendito Padre Amado, gracias por la fuerza que nos das y porque tu escudo siempre está preparado para protegernos de todo aquello que pueda hacernos daño.

Dios mío, quiero pedirte que bendigas todas las horas de la noche, para que así nuestro sueño también sea bendecido y lleno de paz.

Planta en nuestra alma la semilla del agradecimiento y de tu honra, para que crezca fuertemente mientras nuestro cuerpo se dispone a descansar y podamos despertar con el gozo de adorarte y alabarte.

Bendito Padre Celestial, cuida del sueño de mis hijos y de toda mi familia y por favor no permitas que en la oscuridad se escondan sombras que quieran hacernos daño, enceguécelas con tu luz para que no puedan acercarse.

Ruego tu bendición, tu protección y tu guía Dios Todopoderoso, porque es lo que necesito para dormir en tranquilidad y vivir a plenitud.

Gracias Dios mío, por todas las bendiciones que derramas sobre mí y sobre mi familia y gracias porque tu bondad nunca deja de alcanzarnos.

Esta oración la realizo con fe y amor y ruego que sea escuchada por el poder de nuestro Bendito Señor Jesucristo.

Amén.

Oración de la noche para dormir tranquilo

Oh Amado Padre Celestial, que toda la gloria y la honra sean para ti, porque solo tú has hecho posible que las vivencias del día hayan sido y que ahora pueda recostar mi cabeza para el descanso.

En ti deposito toda mi fe y tengo la certeza de que puedo dormir confiado porque tú y tus ángeles vigilan mi sueño, para protegerme a mí y a mi familia mientras descansamos.

Te pido Dios mío, que durante esta noche nos protejas y no permitas que nada malo se nos acerque para interrumpir nuestra paz y tranquilidad.

Te suplico fervientemente que mientras dormimos, nuestros sueños sean invadidos por la fuerza que solo tu gloria otorga.

Has que nuestras energías espirituales sean repotenciadas durante la noche, para poder despertar al otro día con más fe y devoción por ti.

Toma el control de nuestro sueño Padre Eterno, toma el control absoluto de la noche y permite que la hermosa y tenue luz de la luna no deje de iluminar nuestra alma.

Cuida el descanso de mis hijos, de mi pareja, de mis familiares y de mis seres queridos.

Ampáranos bajo tu escudo, para que la maldad no pueda tomarnos desprevenidos mientras dormimos, por favor Dios Amado se nuestro protector por siempre y para siempre.

Gracias Amado Dios por ser nuestro guardián nocturno.

Escucha mis plegarias, las cuales te hago llegar mediante Jesucristo.

Amén.

Oración antes de dormir

Glorioso Señor mío, hoy te pido que habites dentro de mi alma y de mi corazón, para que me des la dicha de poder dormir una noche tranquila con la confianza de que tú resguardas mi descanso.

En tus brazos decido descansar y te pido humildemente que aceptes mis cargas y angustias para poder dormir en paz.

Has que mi sueño sea de verdadera tranquilidad y has presencia divina en cada uno de ellos para poder fortalecer mi fe, aun cuando duermo.

Te agradezco, el día que me tocó vivir y te agradezco que no me desamparas a lo largo de este.

Has que mi cuerpo, mi corazón y mi alma se renueven para poder levantarme con la fortaleza que necesito para alabarte, glorificarte y bendecirte.

Con el favor de tu bendito hijo Jesús, hago llegar mi oración.

Amén.