El primer acto que todo ser humano debe realizar al despertar cada mañana es el de elevar plegarias a nuestro amado Padre Celestial, con la finalidad de agradecer y de encomendar nuestras vidas y nuestro día.

Oraciones de la mañana

Hacer la oración de la mañana, nos permitirá comenzar el día con la mejor energía posible y con la convicción de que Dios siempre nos escucha y nos acompaña. Asimismo, nuestro creador se siente gratamente complacido al escuchar nuestras alabanzas y nuestras bendiciones.

Para comenzar el día con la energía divina de nuestro padre eterno, te mostramos una oraciones de la mañana para realizar cuando desees.

Oración de agradecimiento de la mañana

Oh Amado Dios, bendito seas por la misericordia de hacernos despertar ante la luz de un nuevo día.

Gracias porque solo tú tienes el poder de hacer salir el radiante sol para iluminar nuestras vidas.

Gracias Amado Dios, porque mi fe y mi amor por ti, hoy también amanecen renovados para alabarte y glorificarte.

Gracias por la vida y gracias por la buena salud que nos concedes.

Gracias por el hermoso trinar de las aves que acompañan el rocío y la fresca brisa del amanecer.

Gracias porque en este nuevo día me permites disfrutar de la compañía y del amor de mis familiares y seres queridos.

Entrego esta mañana en tus manos para que la bendigas y la llenes de tu brillante luz.

Con el poder de Jesús.

Amén.

Oración de protección de la mañana

Bendito Padre Eterno, gracias por tener la bondad de permitirnos despertar a un nuevo día.

No dejes que empecemos nuestra mañana sin tu bendición y sin agradecerte por tu infinita bondad.

Te ruego que esta mañana cuente con tu protección y que sea tu fuerza la que ilumine cada hora que la conforma.

Te suplico Padre amado, este nuevo día nos libres de todo mal y que nos des la sabiduría para ser mejores personas y actuar de acuerdo a tus mandamientos.

Concédenos bendiciones, tranquilidad, paz y amor.

Que todas mis alabanzas sean para ti en todo momento.

Con absoluta fe hago llegar mi oración a través de Jesucristo.

Amén.

Oración de la mañana

Dios mío quiero agradecerte este nuevo día y la dádiva que nos concedes al permitirnos despertar en tu amor y en tu gloria.

No quiero comenzar este nuevo día sin antes agradecerte y sin pedirte que nos protejas y nos libres de todo mal.

Te suplico que el día de hoy me ayudes a ser mejor persona, que me des la sabiduría para no dejar de buscarte y conocerte mejor.

Te ruego que pongas en mi boca las palabras correctas para hablarle a mis seres queridos y allegados acerca de tu bondad y de tu eterna misericordia.

Llena mi vida, mi familia y mi hogar de paz y de tranquilidad en todo momento.

Has que este día esté lleno de oportunidades para acercarnos más a ti.

Gracias Dios mío, santificado sea tu nombre.

Por el poder de Cristo Jesús Amén.

Oración de la mañana católica

Glorioso Dios de Israel, en este nuevo día te suplico que tu gloria no me desampare ni a mí ni a mi familia.

Te agradecemos tu misericordia y la bondad de bendecirnos con un nuevo amanecer.

Te ruego Padre Eterno, que tu Espíritu Santo habite en mi alma, para poder alabarte y glorificarte con total devoción en este día.

Te pido Dios Amado, que tu gracia viva en mi corazón para que en él prevalezca la dicha y el gozo de quienes siguen a Jesucristo.

En este nuevo día te imploro nos libres de todo mal y nos mantengas alejados de la tentación.

Has de este día uno lleno de bendiciones y de tu maravillosa benevolencia.

No nos desampares jamás y permítenos seguir tu voluntad en todo momento.