Lo más importante y amado que tenemos los padres en el mundo son nuestros hijos, pues estos son la bendición más grande y hermosa que nuestro Dios Todopoderoso nos has otorgado. Desde el primer momento en el cual nos enteramos que vamos a ser padres, lo primero que hacemos es encomendar la vida del nuevo ser en manos del señor.

Desde ese momento con mucha fe no dejamos de recurrir a nuestro Padre Eterno para solicitarle la bendición y protección que nuestros hijos necesitan para gozar de una vida buena y segura. En este artículo conseguirás oraciones hermosas para dedicárselas a Dios y a los ángeles para la protección de nuestros hijos.

Oración para proteger a los hijos

Amado Dios, quiero primeramente agradecerte por la bendición que me has otorgado al permitirme tener hijos, tú que eres padre sabes lo maravilloso de esta hermosa labor.

Te suplico Padre Eterno, que me des la sabiduría y el entendimiento para criar de forma correcta a mis hijos, sobre todo para criarlos en tu ley, en tu amor y en tu fe.

Te ruego Dios mío, que me des las herramientas necesarias para demostrarles tu bondad, tu misericordia y tu omnipotencia.

Hazles saber en sus corazones cuanto te amo, cuanto les amo y cuan grandes son mis deseos para que te amen y te alaben con hermosa devoción.

Ayúdame a corregirlos de forma justa y correcta y cuando me equivoque, dame la sabiduría para darme cuenta a tiempo y poder rectificar, has que ellos perdonen mi error.

Cuando ellos se equivoquen, te ruego me des la fuerza, la paciencia y el amor para corregirles y mostrarles que en mi corazón y en el tuyo siempre hay espacio para el perdón.

Oh Dios mío, te suplico por el bienestar de mis hijos, pues son la bendición más grande que me has dado, en tus manos los pongo, pues son el refugio más seguro.

Padre Celestial, gracias por mis hijos, por favor cuida cada uno de sus pasos y ábreles el camino para que puedan andar seguros siempre.

Muy humildemente te ruego Padre Eterno, que los libres de todo mal y de toda persona que pretenda hacerles daño.

Dispón tus ángeles benditos para que nunca estén solos y desamparados, has que ellos los acompañen es sus noches y en sus días.

Por favor escúchame Dios mío, porque solo tú puedes amar y cuidar a mis hijos.

Te lo ruego Padre celestial, por el poder de tu bendito hijo Jesucristo.

Amén.

Oración de la Sangre de Cristo por los hijos

Amado Dios, gracias por el sacrificio más grande y más hermoso que ha existido, porque solo un padre completamente sabio, misericordioso y amoroso da la vida de su hijo para salvarnos al resto de sus hijos de la muerte y del pecado.

A través de tu hijo Jesucristo nos has dado vida eterna y hoy te lo agradezco con absoluta devoción.

A ti Señor Jesús, te agradezco y te glorifico por la valentía y el amor de morir por nosotros en el madero de los tormentos.

Oh Padre Celestial, te ruego que la sagrada Sangre de Cristo cubra a mis hijos y que a través de ella, sean bendecidos, protegidos y liberados de todo mal.

Con la sangre de Cristo cubro a todos mis hijos, para que sean sanos y sean salvos y puedan vivir una vida justa, llena de gozo y de paz.

Que el sacrificio de Jesucristo que llevó a su derramamiento de sangre, sirva de ejemplo para mis hijos y que puedan valorar dicho acto con humildad y verdadera fe.

Que la Sangre bendita de Cristo sea un escudo protector que mantenga a mis hijos seguros y reguardados en todo momento.

Que la Sangre de Cristo me cubra y que su sacrificio sirva para entender el verdadero rol que debe tener un padre.

Bendito seas Padre por tan hermosos sacrificio y por favor escucha mi oración, la que hago llega con amor y con fe por medio de Jesucristo.

Amén.