Orar a Dios es una manera segura y directa de hablar con nuestro creador y señor celestial, ya que al elevar nuestras plegarias al todopoderoso no solo podemos descargar nuestras angustias, sino que también podemos alabar y glorificar sus obras.

Las oraciones que pueden hacerse al Señor pueden ser de varios tipos; ya sea para pedirle protección, para pedirle un milagro especial, para agradecerle, etc. Lo más importante es que en el momento de la oración, abramos nuestros corazones y pongamos toda la fe en cada una de las palabras.

A Dios le complace enormemente escuchar nuestras plegarias y en todo momento está dispuesto a complacer nuestras peticiones y brindarnos paz y tranquilidad.A continuación te mostramos una serie de oraciones a Dios que no solo son hermosas, sino que también son muy poderosas y milagrosas.

Oraciones para dar gracias a Dios

Las oraciones no solo deben usarse para pedir, sino que también deben emplearse para agradecer a Dios todos los milagros y favores concedidos.

Oración de agradecimiento a Dios

Oración de agradecimiento al despertar

Oh Padre Celestial, gracias por regalarnos la bendición y darnos la oportunidad de abrir los ojos a un nuevo amanecer.

Primeramente te alabo y glorifico, porque solo tú tienes el poder de derramar sobre nosotros la luz de un nuevo día.

De tu mano comienzo con mis labores cotidianas y en tus manos sagradas pongo cada hora de este nuevo día, para que lo bendigas y hagas seguro para todos a cada minuto.

Te ruego que en este día me concedas la bendición de ir por tu camino y hacer las cosas en tu nombre y bajo tu ley.

Gracias Padre amado por la vida, la salud, la familia, el sustento, por tus milagros y por tu creación.

Amén.

Oración para dar gracias por los alimentos

Antes de ingerir nuestros alimentos, amado padre celestial me tomo tiempo para agradecerte el pan nuestro de cada día.

Gracias porque en nuestra mesa nunca falta el pan a causa de tu favor y de tu bendición.

Bendice la fuente de donde vienen los alimentos y las manos de quienes los preparan.

Por favor Padre provee de sustento a todos tus hijos siempre, especialmente a los que no tienen.

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Oración de agradecimiento a Dios por la familia

Bendito padre celestial, hoy te agradezco con la fuerza de mi corazón por todos y cada uno de los miembros de mi familia.

Te agradezco mi Dios que me diste un seno familiar en el cual apoyarme en cualquier circunstancia y que me das la posibilidad de yo también ser sustento para mi familia.

Gracias por mis padres, mis hermanos, mi esposo, por mis hijos y por cada miembro de mi familia y seres queridos.

A todos ellos los pongo bajo tu manto protector, porque es el único lugar donde pueden estar completamente seguros.

Alabado seas Padre por darnos el don de hacer familia y por favor nunca dejes se ser el pilar fundamental de la mía.

Por el poder de Jesucristo.

Amén.

Oraciones poderosas a Dios

Una de las virtudes de nuestro Señor, es que conoce las peticiones de nuestros corazones incluso antes de que las plegarias salgan de nuestras bocas; para complementar esa conexión espiritual podemos apoyarnos de las siguientes oraciones poderosas.

Oración para bendecir el día

Gracias Dios por el nuevo día que nos concedes, porque solo tú lo haces posible.

En tus manos benditas y seguras encomiendo este día y te ruego que esté lleno de tu luz, de tu amor y de tu energía.

Cuídanos y líbranos de todo mal en todo momento y danos la sabiduría para hacer las cosas agradables a tus ojos.

Danos la fuerza y la voluntad para seguir adelante y llevar este día con gozo y gratitud.

Amén.

Oración para momentos difíciles y aflicciones

Oh Dios amado, conoces las circunstancias dolorosas por las que estoy atravesando, me encuentro en tristeza, preocupación y aflicción.

Te suplico con fe que por favor no me desampares en estos momentos que me resultan tan duros y que me des la fuerza que necesito para levantarme y seguir adelante.

Hazme valiente ante las tribulaciones que hoy me hacen decaer y llena mi mente, mi corazón y mi alma de tu sagrada y poderosa energía.

Pongo mi vida en tus manos, porque es en ti en quien confío plenamente y tengo la certeza de que con tu bendición y protección lograré levantarme en victoria.

Muéstrame el camino correcto y ayúdame a tomar las mejores decisiones, muéstrame tu luz y tu gracia siempre padre amado.

Gracias mi Señor porque pese a la oscuridad que hoy me ataca tu luz nunca deja de acompañarme.

En el nombre de Jesucristo.

Amén.

Oración a Dios para la sanación

Señor mío, en tus manos misericordiosas pongo la vida y la salud de quienes atraviesan por momentos delicados.

Solo tú, padre todopoderoso tienes la posibilidad de hacer milagros y sanar a los enfermos y es por ello que los entregó en tus manos.

Sana sus cuerpos de todo sufrimiento y de todo padecimiento para que en sanidad también puedan alabarte, bendecirte y glorificarte.

Guía las manos de los médicos y personas que brindan atención a los enfermos para que sus decisiones y procedimientos sean los correctos.

Por el poder de Jesús

Amén.

Oración para milagros

Padre celestial, tu eres un Dios de amor, bondad y misericordia.

Tú eres el Dios de lo posible y de lo imposible, es por ello que ruego a ti para que por favor concedas los milagros que te solicito.

Solo tú, Dios amado, conoces mis necesidades y mi corazón y solo tú escudriñas mi alma.

Te ruego me des la bendición de concederme el milagro que te pido y que me permita glorificarte en todo momento.

Con el favor de Jesucristo.

Amén.

Oración de agradecimiento en general

Amado Padre Celestial hoy más que pedirte quiero dedicarme a agradecerte por todos las cosas buenas que has hecho por mí y mi familia.

Primeramente Mi Dios, gracias por ser mi creador, mi refugio y mi guía.

Gracias por ser un Dios de bondad infinita, de gran misericordia y de absoluto amor.

Gracias Dios por cuidar nuestros días y nuestras noches y por hacernos caminar seguros y confiando a causa de tu benevolencia.

Gracias porque nunca nos abandonas y porque nos sostienes en aquellos momentos en los que se nos hace difícil continuar.

Bendito seas Padre Amado, Alabado seas Dios Bendito y que toda la gloria sea para ti.

En el nombre de Jesús

Amén.